Fran Gracia

Fran Gracia

Atmira - Agile Catalyst

De formación técnica y experiencia en el mundo del desarrollo software desde hace más de 12 años, mi perfil se ha derivado más hacia la gestión que hacia el desarrollo. Descubrí la agilidad hace algo más de 6 años, participando primero en la construcción de un centro de desarrollo software bajo marco Scrum para una multinacional inglesa y posteriormente, hasta la actualidad, en la construcción de un centro de desarrollo software agile y la transformación (digital y cultural) de la compañía a la que pertenezco, Atmira, así como de los clientes con los que trabajamos.
En los últimos años me he formado en Scrum, Kanban, Management 3.0 y Coach, entre otras cosas, para tener una visión más amplia y poder ayudar más a las personas y equipos a conseguir sus objetivos.
Me considero un facilitador, que acompaña a sus clientes a descubrir este maravilloso mundo de la agilidad, sin considerarme un experto, sino una mente inquieta con infinitas ganas de aprender y compartir.

Current sessions

Cómo influye la presión en la productividad de los equipos

En el contexto del desarrollo de software, crear equipos de alto rendimiento juega a favor de la productividad de los proyectos, la felicidad de las personas o la creación de empresas “nice place to work”, y está directamente relacionado con el entorno en el que dichos equipos operan.
El objetivo del presente artículo es compartir las experiencias observadas en diferentes entornos en los que la presión, ha influido de diferente manera en las personas, los equipos, los proyectos y la cultura de empresa, los cuatro dimensiones en adelante, y cómo está relacionada con la “diversión” dentro del entorno laboral.
La metodología usada ha sido la de observación de experiencias propias, a través de técnicas de feedback para analizar el estado del equipo y los propios marcos del ciclo de desarrollo software, para analizar el impacto en los proyectos. Nuestro bagaje en el mundo del desarrollo software durante la última década nos aporta un background a la hora de aplicar estas técnicas e interpretar los resultados.
Este se enfoca principalmente en las cuatro dimensiones, y cómo cuando se ha sabido convertir en un factor favorable, se han visto beneficiadas. Además, son de lo más variado, al igual que los factores que influyen el efecto que tiene la presión.
Está en la mano del manager que gestiona el proyecto la decisión de cómo usar la presión de manera adecuada en función del equipo con el que esté trabajando en ese momento, puesto que no todas las fórmulas funcionan siempre de la misma manera con todos los equipos y por tanto, aplicar una filosofía de mejora continua es fundamental para gestionar la situación, así como el alcance del equipo y las personas que lo conforman para poder, utilizar esta presión en su beneficio. En definitiva, es responsabilidad de todos, como individuos y como equipos.